[ADN] Coordinador técnico de Aseva por incidente en Lo Valledor: “Pudo haber actuado el carabinero y no el vigilante”

El coordinador técnico de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada y Transporte de Valores (Aseva), Aldo Vidal, conversó con La Prueba de ADN para analizar el incidente ocurrido en Lo Valledor durante la mañana de este lunes.

La situación ocurrió en el marco de la implementación de medidas de seguridad en el mercado, cuando una mujer le quitó el arma a un guardia que la estaba deteniendo y ejecutó al menos cinco disparos dejando tres heridos.

Tras el gran revuelo, se puso sobre la mesa el tema de cómo funcionan, operan, y qué tan bien capacitados está el personal que porta armas de fuego. Como primera apreciación, el invitado aclaró que, conforme al escenario y contexto del sitio, “esta instalación tiene vigilantes privados, no guardias”.

“La instalación presenta un estudio de seguridad, y en ese estudio de seguridad se definen todas las condiciones (…) todo lo que va a involucrar este servicio de seguridad”, añadió respecto a las características del equipo que opera en el lugar.

Respecto a la diferenciación como tal, explicó que “el vigilante privado tiene una preparación distinta. A partir de esa formación, puede portar armas de fuego”, dando en el punto clave en torno a este caso específico.

“Estas entidades estratégicas lo que hacen es enfocar su reclutamiento y su selección a partir de ex funcionarios policiales o de las Fuerzas Armadas. Con esto piso lo que la norma establece es que deben ser preparados a partir de un curso de 120 horas”, complementó el especialista.

Análisis del caso
Conforme a lo sucedido en Lo Valledor y el actuar de los funcionarios, Vidal comentó que “el vigilante, a partir de la formación que tiene, debió haber aplicado algunos protocolos que tienen que estar establecidos”.

“Lo que uno ve, es que pareciera que el vigilante cambia el protocolo de actuación porque era una mujer; pareciera ser que él disminuye un poco lo que debió haber hecho originalmente, que era reducir y, por el riesgo o agresividad, haberle puesto las esposas”, sostuvo.

“En estricto rigor, el protocolo de actuación lo debería haber obligado a usar las armas. Pero como estas funciones también tienen un poco de flexibilidad por lo que significa el criterio, aparece esta oportunidad de usar una técnica distinta dentro de esta reducción y no poner las esposas de seguridad”, agregó.

Por otra parte, el experto abordó el uso y cuidado del arma de fuego. Esto, considerando la facilidad con que la mujer desenfundó y pudo disparar. “El arma debió haber estado en una funda que cumpliera cierto estándar de seguridad”.

Asimismo, hizo hincapié en que “portaba un revolver, que es distinto a una pistola, apuntando a la disposición del arma y la forma en que se percataron los disparos.

La posición de los vigilantes

El representante de Aseva también se refirió a las limitantes y capacidades que tienen los vigilantes privados. lo que se puso sobre la mesa tras lo ocurrido en el incidente de este lunes.

Uno de los desafíos con miras en las mejores está en “definir bien estos riesgos, y si un revolver es el arma apropiada que debe tener un vigilante”, inclinándose por la “mayor seguridad” que entrega una pistola “en todo sentido”.

Además, apeló a que “hoy en día, rara vez los delincuentes usas revolver. Usan de pistolas hacia arriba”, dando cuenta que hay una desigualdad de poder y armería en relación al mundo criminal.

Siguiendo la misma línea, Aldo Vidal analizó los roles de cada personal de seguridad, señalando el hecho de “fortalecer medidas de seguridad donde teóricamente no debería estar la seguridad pública”.

En el escenario concreto de lo ocurrido en Lo Valledor, teniendo en cuenta la presencia de Carabineros, Vidal aseguró que “pudo haber actuado el carabinero y no el vigilante (…) porque el vigilante, las facultades que tiene es solo de retener a una persona”.

“La seguridad privada hoy ni si quiera puede hacer controles, que también creo que hay que ir avanzando de alguna manera para poder tener un poco más de participación, porque está a la vista que los problemas de seguridad hoy no pueden ser solucionados exclusivamente por la seguridad pública”, sentenció.

Previo

Próximo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *