[EL MERCURIO] Hugo Ibaceta, presidente de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada y Transporte de Valores (Aseva): “El futuro de la industria a nivel general estará marcado, especialmente este año, por la promulgación de la Ley de Seguridad Privada”

El dirigente analiza la situación que vive el sector y proyecta el futuro que deberán enfrentar las empresas dedicadas al rubro de la seguridad.

En cualquier encuesta de opinión, la ciudadanía manifiesta como uno de los temas más preocupantes el de la seguridad. Es por ello que resulta fundamental que los diferentes actores que componen nuestra sociedad se unan para tomar medidas relativas a enfrentar de manera adecuada y eficiente esta nueva realidad.

En esta situación, las empresas de seguridad juegan un rol relevante, porque gracias a su experiencia tienen una visión global de lo que ocurre en la materia y cuentan con diversas herramientas y las tecnologías de vanguardia para hacer frente a la delincuencia.

Parte importante de estas empresas se encuentran agrupadas en la Asociación de Empresas de Seguridad Privada y Transporte de Valores (Aseva) cuyo presidente, Hugo Ibaceta, entrega su visión y proyección con respecto a la situación gremial.

—En términos generales, ¿en qué pie se encuentran las empresas de seguridad y de transporte de valores en Chile en relación a los servicios y las coberturas que prestan y por qué?

‘Actualmente, la mayoría de las empresas de seguridad privada y transporte de valores se encuentran lidiando con las trabas administrativas asociadas a las acreditaciones de sus colaboradores, a pesar de los esfuerzos por parte de la autoridad fiscalizadora, aún no es posible normalizar los porcentajes de acreditaciones de guardias (la mayoría de los guardias no está acreditado por la autoridad fiscalizadora). Esta situación no solo las expone a múltiples multas por parte de la propia autoridad fiscalizadora, sino que también, por parte de las empresas que contratan sus servicios, ya que son estas últimas quienes también se ven expuestas a sanciones por parte de la autoridad. Esta problemática perjudica la cobertura de los servicios tanto en dotación como en personal mejor calificado y en ese sentido, la ansiada transformación digital aplicada a la regulación de este proceso está pendiente’.

—¿Cuál es la visión del gremio en la idea que existe de que se cree una superintendencia de vigilancia y seguridad privada y por qué?

‘Durante la discusión de la ley de seguridad privada en el Congreso, especialmente en el Senado, planteamos la necesidad que la regulación y la fiscalización de la industria de la seguridad privada esté a cargo de una Superintendencia, un organismo descentralizado, con mayor autonomía’.

‘Creemos que en el futuro se puede avanzar en la creación de esta figura, que robustece sustancialmente el quehacer de la seguridad privada’.

—¿Cómo está la aplicación de tecnología de avanzada a nivel de seguridad y qué ejemplos podría dar al respecto?

‘La tecnología es un aliado estratégico para nuestra industria en la prevención de delitos contra las personas y recintos privados, el reconocimiento de personas y vehículos a partir de lectores de patentes, detectores de movimiento, detectores corporales y detectores de trazabilidad, dispositivos GPS aplicados también en el control de gestión y especialmente en los programas analíticos, permiten definir patrones de comportamiento para las propuestas operativas de prevención’.

‘Además, se suma la especialización en televigilancia, y la complementación con la sofisticación de sensores, que en conjunto permiten el reportar; desde vehículos estacionados en zonas prohibidas hasta objetos extraños o presencia de humo o fuego’.

‘La vigilancia con drones o cámaras inteligentes, con visión térmica y nocturna también son avances que están cada vez más presentes en los servicios que prestan las empresas’.

—¿Cuáles son los sistemas de seguridad que más demandan los clientes de las empresas de seguridad asociadas?

‘Para los clientes de nuestras empresas, lo más relevante es poder monitorear en tiempo real, las 24 horas del día y desde cualquier parte, qué está pasando. Esto nos ha llevado a desarrollar software y aplicaciones móviles que funcionen como una central de cámaras de televigilancia, que se puedan revisar y operar a través de cualquier dispositivo conectado a internet, sin importar si la persona está en Chile o en cualquier otro país’.

‘Tenemos la capacidad, por ejemplo, de transformar un celular en un puesto de mando para monitorear y operar las cámaras de seguridad y lo más importante, somos capaces de poder generar una vigilancia que responde a criterios técnicos, para detectar cualquier situación extraña, activar los protocolos previamente definidos y avisar, si es necesario, a las policías’.

—Asimismo, ¿cuál es el análisis que podría hacer en relación a la seguridad aplicada al transporte de valores y por qué?

‘El transporte de valores, a diferencia de los otros servicios de seguridad privada, debe custodiar, generalmente, grandes cantidades de dinero, por lo que sus operaciones responden a una serie de medidas, procedimientos y protocolos que se actualizan permanentemente, lo que permite tomar resguardos adicionales’.

‘Las instalaciones de las empresas de transporte de valores están resguardadas no solo por vigilantes, sino que a ellos se suman cámaras, sensores de movimiento y alarmas sonoras. Además, las bóvedas cuentan con medidas extras y reforzamiento de sus estructuras para evitar que ingresen personas extrañas’. —En términos generales y siendo la seguridad una de las máximas preocupaciones de la ciudadanía, ¿cómo ve el futuro de las empresas del gremio?

‘El futuro de la industria a nivel general estará marcado, especialmente este año, por la promulgación de la Ley de Seguridad Privada que está lista para la firma del Presidente de la República. Esta normativa no solo reconoce nuestra labor y profesionaliza nuestro actuar, sino que incorpora cambios importantes en la protección de guardias y vigilantes, promueve su formación continua y especialización para cumplir ciertas labores, como los espectáculos masivos, ya sean conciertos o partidos de fútbol, solo por mencionar algunos’.

‘Esperamos tener una participación activa, junto con otros actores relevantes relacionados con la seguridad, en la redacción del reglamento, aportando con nuestra visión experta para que cada uno de estos documentos permita una buena aplicación y ejecución de la nueva normativa, que beneficiará a todo el país’.

Previo

Próximo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *