[SeguriLatam] Hugo Ibaceta: “El transporte de valores es un servicio de máxima trascendencia en Chile”

En Chile, “el transporte de valores es un servicio de máxima trascendencia, una actividad activamente vinculada y que incide en los procesos productivos y económicos del país”, declara Hugo Ibaceta a ‘Segurilatam’. En esta entrevista concedida a nuestra publicación, el presidente de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada y de Transportes de Valores (ASEVA) explica cómo contribuye el sector a proteger la industria financiera en el país.

 

¿Qué importancia tiene el servicio de transporte de valores en el sector de la seguridad privada chileno?

La importancia de esta actividad dentro de la industria de la seguridad privada es de máxima trascendencia, porque más allá de llevar adelante las estrategias y operatividad del transporte de valores y mercancías valiosas, servicio en el que sus componentes están expuestos a niveles altos de riesgo, es una actividad activamente vinculada y que incide en los procesos productivos y económicos del país.

Hoy, el traslado de este tipo de recursos se ha ido modernizando con la implementación de tecnologías como monitoreo en tiempo real de las rutas, incorporación de cámaras de seguridad en los vehículos y también nuevos protocolos para prevenir y actuar en caso de que los vigilantes sean víctimas de un delito.

¿Cómo está regulado el servicio de transporte de valores en Chile? En este sentido, ¿la nueva Ley de Seguridad Privada ha introducido alguna novedad relacionada con el mismo?

A través de los años, el transporte de valores ha sido regulado por una serie de decretos que han ido modelando la actividad a partir de los distintos escenarios delictuales que ha tenido que enfrentar el país. Normas legales que son interpretadas y fiscalizadas en la actualidad por Carabineros de Chile, pero que tendrán una modificación importante en sus procesos una vez entrada en vigencia la nueva Ley de Seguridad Privada que debiera empezar a regir, en el primer trimestre del próximo año, bajo la supervisión de la futura División de Seguridad Privada dependiente de la Subsecretaría de Prevención del Delito.

La nueva normativa define claramente lo que se entiende por valores, las facultades y obligaciones de las empresas y las medidas de seguridad que se deben aplicar. Algunos de estos aspectos quedarán especificados de mejor forma en el reglamento de la ley, que debería ingresar a la Contraloría para su revisión durante el mes de junio.

En materia de blindaje automotriz, ¿existe una industria propia en Chile o los camiones blindados son importados? ¿Cuáles son las principales características de los vehículos que transportan valores?

Están las dos opciones: se puede importar directamente un vehículo blindado con todas las características exigidas en la normativa, o bien se usa la estructura base de un camión y el refuerzo se hace en Chile a través de empresas certificadas con amplia experiencia.

Independientemente del lugar de su fabricación, el vehículo ha de cumplir con ciertas especificaciones. La cabina debe tener tres partes: cabina del conductor, habitáculo de la tripulación y bóveda; estas dos últimas tienen que estar aisladas entre sí con puertas con doble cerrojo de seguridad. Y el blindaje debe resistir, al menos, un proyectil de 9 mm, en tanto que los neumáticos han de ser antipinchazos.

Dentro de la tecnología exigida está el sistema de GPS y un sistema de comunicación radial. Y en los últimos años se han incorporado otras herramientas como cámaras de alta resolución.

En el caso de los conductores y vigilantes de seguridad, ¿qué perfil y formación deben tener?

Los componentes de la tripulación de cada transporte de valores han de cumplir con los requisitos que estipulan las normas legales, como tener condiciones de salud y psíquicas compatibles, tener educación media completa, no haber sido condenados por algún delito ni por infracciones a la ley de armas, entre otros. Y lo más importante, haber aprobado los cursos de formación y capacitación correspondientes, donde se contemplan materias como el uso y porte de armas de fuego, entregando de esta manera las herramientas necesarias para desempeñar sus funciones.

En este ámbito, muchas empresas, dentro de sus procesos de reclutamiento y selección, enfocan sus perfiles a personal en retiro de las instituciones policiales y de la defensa nacional.

En el día a día, ¿cuáles son los incidentes de seguridad más habituales a los que se enfrentan quienes prestan el servicio de transporte de valores? ¿Los robos o intentos de robo que aparecen en los medios de comunicación son hechos puntuales?

Los incidentes que involucran altas cifras de dinero o procedimientos donde vigilantes privados resulten lesionados o fallecidos son situaciones graves, pero más bien aisladas, gracias al trabajo estratégico y operativo permanente de seguridad que llevan adelante las empresas en sus operaciones. Se calcula que los eventos relacionados con el transporte de valores son muy acotados: una de cada diez mil operaciones sufre alguna situación que altera la actividad.

Para finalizar, ¿cuál es el grado de colaboración existente entre las empresas de seguridad privada y Carabineros o la Policía de Investigaciones (PDI) para prevenir o esclarecer delitos relacionados con el transporte de valores?

La coordinación entre las empresas y las policías es estrecha y permanente, especialmente cuando se trata de prevención de delitos o situaciones que pongan en riesgo a las tripulaciones. Periódicamente se están revisando los protocolos para mejorarlos y poder adelantarse a las bandas criminales. Y lo mismo ocurre con las medidas de seguridad: se han ido reforzando y mejorando en los últimos años.

Previo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *